El delantal de la abuela


¿Te acuerdas del delantal de la abuela? La principal función del delantal de la abuela era proteger el vestido que estaba debajo. Pero, además, servía de agarradera para retirar la sartén más que caliente del fuego. Era una maravilla secando las lágrimas de los niños y, en ciertas ocasiones, limpiando sus caritas sucias.

El delantal servía para transportar desde el gallinero los huevos, los pollitos que necesitaban terapia intensiva y a veces los huevos golpeados que terminaban en el horno. Con él se recogían los frutos que caían de los árboles al terminar el verano. Cuando llegaban visitas, el delantal de la abuela servía de refugio a los niños tímidos y, cuando hacía frío, la abuela se envolvía los brazos en él. Servía también de canasto para llevar las verduras desde la huerta.

Cuando se acercaba la hora de comer, la abuela salía a la puerta y agitaba el delantal, y entonces los hombres que estaban en los campos comprendían de inmediato que el almuerzo estaba listo. Después de usarse en la cosecha de la cebada, le tocaba el turno con los repollos. Cuando alguien llegaba inesperadamente, era sorprendente la rapidez con que el viejo delantal podía sacar el polvo de los muebles.

Pasarán largos años antes de que alguien invente un objeto que pueda reemplazar aquel viejo delantal que tantas funciones cumplía… Ahora no tienen que proteger el vestido, dado que hay muchos y tenemos máquinas que los laven. Las agarraderas de las sartenes ya no queman. Las caritas de los niños las lavamos con toallitas húmedas. El fuego lo avivamos con un botón o una llave. Y el polvo lo quitamos con bayetas ecológicas que lo repelen…

En recuerdo de mi abuela, hoy tengo colgado en mi cocina un DELANTAL, que me recuerda a aquella persona tan querida y que tantas cosas fue capaz de hacer con el delantal y… sobre todo, con mucho cariño. Este es mi delantal (musical, como yo):

DEDICADO A LAS ABUELAS

Publicado en Especial | Deja un comentario

La biblioteca

laemptybiblioteca

La biblioteca de la Universidad estaba repleta de gente…

Un joven encontró un lugar al lado de una morenaza y le preguntó:

-¿Está libre…? ¿Te importa si me siento a tu lado?

La chica le respondió en voz bien alta:

-¡No quiero pasar la noche contigo!

Todos los estudiantes que estaban en la biblioteca clavaron su vista en el joven, quien se sintió avergonzado… y se retiró a otra mesa, que también tenía un asiento libre.

Después de unos minutos, la chica se encaminó a la mesa del joven y le dijo:

-Yo estudio psicología y sé perfectamente lo que piensa un hombre… Te hice sentir avergonzado, ¿verdad?

El joven le contestó en voz bien alta:

-¿1.000 euros por una noche? ¡Es carísimo!

Todo el mundo en la biblioteca clavó la vista a la rubia que estaba pálida… Entonces el joven le susurró al oído:

-Yo estudio Derecho… y sé cómo hacer sentir culpable a una persona…

Publicado en Humor | Deja un comentario

Pechos y penes


Una familia feliz está en la mesa para cenar cuando el hijo hace una pregunta:

-Papá, ¿cuántos tipos de pechos de mujer existen?

El padre, algo sorprendido, responde:

-Bien, hijo mío, existen tres tipos:

De los 15 a los 30 años la mujer tiene pechos como limones, firmes y preciosos, da gusto verlos.

De los 30 a los 50 son como peras, todavía bellos, aunque un poco caídos…

A los 60 son como cebollas…

El hijo dice:

-¿¿Cebollas??

El padre responde:

-Sí… Cuando los miras, te dan ganas de llorar…

Esta explicación lleva a la hija a decir a su madre:

-Mamá, ¿cuántos tipos de penes existen?

La madre se queda un poco sorprendida, pero mirando al marido responde:

-Bueno, hijita, un hombre pasa por tres fases distintas:

De los 15 a los 30 años el pene es como un tronco de roble, respetable y firme.

De los 30 a los 50 años el pene es como un tronco de sauce llorón, flexible pero confiable.

Después de los 60 años el pene queda como un árbol de Navidad.

La hija, sorprendida, dice:

-¿Árbol de Navidad?

La madre le responde:

-Eso mismo, casi muerto de la raíz a la punta y las bolas cuelgan como decoración… Pero lo peor es que ¡¡sólo se monta una vez al año!!

Publicado en Humor | 2 comentarios

El prau


Soy un prau. Gústoyos a les vaques y elles a mí. Soy sexy pa los rumiantes. Ye un magnetismu irresistible el que tenemos. Lo meyor de ser prau: les vaques. Les oveyes tamién me gusten, pa qué negalo. Lo peor: les fiestes. Plántente encima unos toldos y unos escenarios que meten mieu y luego clávente los tacones en los pasodobles y escánciente encima y pónente perdíu de cacharros o vomítente si son guajes los de la fiesta. Tengo un amigu, el prau de Salceu de Pravia, que pasa el añu temblando, temiendo que vuelvan otra vez allí con el “Xiringüelu”, que lu deja fatal y revueltu pa unos cuantos meses. Lo que él quier ser, nun para de decímelo, ye pasto de altura en un puerto, onde pué estar tranquilu con les vaques y, si acaso, con algún ganaderu. Ye verdá, si yes pastu en un mayáu eches una yerba mullidina de impresión.

Hay muchos como yo en Asturies, exactamente somos el 29,93 por ciento del territorio y hay mucha xente que mira pa nosotros y emboba del tó. Pásayos mucho a los madrileños y a la xente de más abaxo, sobre tó, que nun lu tienen en casa. Nunca lo vieron tan verde, aquéllo ye un socarral, da pena. Menos los campos de golf, claro, que tán tol día regándolos y así reverdecen. Pero ya lo aviso, una cosa ye ser un prau y otra cosa muy distinta ser un green pal golf. Si yes un green, siémbrente y tiénente como un señoritu, pero siénteste como vacíu, nun tienes historia, no formes parte de nada y, además, igual te pasa por encima Esperanza Aguirre, que va mucho al golf, dicen. En cambio ser un prau ye una cosa muy ancestral: tuvo que trabayate bien el diente del ganao y los paisanos yendo a la yerba. Y todo eso, durante años, durante muchos años, siglos incluso. Hasta que tú empieces a formar parte de ellos y ellos de ti. Y así acabáis haciendo paisaje, esti paisaje que tanto gusta a los madrileños pero que no ye un green, que ye una forma que tenemos de pintar el mundo pa que dure muchos años más y lo hereden los fíos y los nietos. Por eso yo, y no les molesto más, les pediría que piensen un poco en nosotros, en el diente de la vaca y la oveya que esculpieron estos praos y en el paisanu que nos segó a su imagen y semejanza. Lo digo porque cada vez hay menos gente en el campo y los praos somos ya una especie en extinción. Como diz un amigu míu que ye muy listu: “Esto ahora ye el Paraísu Matorral”

Publicado en Entretenimiento | Deja un comentario

El borrico


Tengo un borrico canelo,

más sabio que un profesó,

con orejas de ministro

y ojos de gobernaó.

Rebusna como si fuera

diputao ministerial,

y se come hasta el pesebre,

como cualquier consejal.

Yo quisiera que a mi burro

lo sacaran diputao,

porque otros siendo más burros

a ese puesto ya han llegao.

Pero temo que de serlo

vaya a quedarme sin él,

porque como allí habrá tantos

no lo voy a conocer.

“La casa de la juerga”, sainete de Pedro Muñoz Seca, publicado en 1906.  ¡Estos versos tienen más de cien años de antigüedad! Pero, tristemente, son muy actuales… ¡Y aún se quedan cortos!

Publicado en Entretenimiento | Deja un comentario

Besos

¿Cómo te besan? ¿Cómo lo haces tú?

Si bien los abrazos, los cariños o los roces amorosos son sensuales, no hay nada como el beso. Y no hablo sólo de su connotación emocional, sino también deportiva, pues hay que saber que con un beso se ponen en movimiento 34 músculos faciales y se consumen 18 calorías, además de la activación neuronal que se produce.
Pero no sólo eso, sino que también al besar se ponen en acción el olfato, el gusto y el tacto, como un reflejo primitivo de nuestros inicios como seres humanos con esencia animal.

De ahí que en el desarrollo del amor entre hombre y mujer se hayan creado distintos tipos de besos, cuya intensidad y forma deja traslucir muchas veces sentimientos muy claros. Pon atención:

 1.-EL BESO TRADICIONAL:
Es el clásico ósculo en el que la mujer toca sus labios con los de su pareja. Es simple, y por lo mismo, en algunos países es usado como un común saludo de amigos sin connotación sexual.
Este beso suele ser muy tímido e incluso es muy usado entre personas que no tienen un mayor grado de intimidad, pero que comienzan algún tipo de relación.

2.-EL BESO INTERESANTE:
Cuando la mujer es besada y acaricia el labio de él con su labio inferior. Este beso indica mucho interés de parte de ella y transmite su gusto por el disfrute carnal y la sensualidad de su carácter.

3.-EL BESO INSINUANTE:
La mujer bordea el labio del hombre con su lengua a ojos cerrados. Claramente más ardiente, este beso indica el deseo evidente de ir más allá.

4.-EL BESO DIRECTO:
Cuando los labios de los amantes se conectan. Este beso suele generarse entre personas que están unidas por un gran sentimiento y que conectan sus almas con un beso, suave y dulce.

5.-EL BESO DE PELÍCULAS:
Como en las producciones dramáticas donde las cabezas de ambos están inclinadas y así se besan, ya sea con las cabezas en el mismo sentido o en sentido contrario.
Aunque este beso no suele ser muy requerido por las mujeres, por encontrarlo sobreactuado, algunos hombres lo consideran romántico y lo siguen utilizando.

 6.-EL BESO APRETADO:
Muy significativo y emocional, este beso es cuando ambos aprisionan fuertemente sus labios y transmite muchas emociones juntas. Suele usarse en una reconciliación.
7.-EL BESO ABSORBENTE:
Cuando uno de ellos toma los dos labios del otro entre los suyos. Este es el típico beso del hombre que le gusta llevar las riendas de la situación y que es claramente aprensivo, pero apasionado.

8.-EL BESO HÚMEDO:
Cuando la pasión conlleva un beso con lengua bastante ardiente. Suele ser el típico beso adolescente o previo a una relación más fogosa.

9.-EL BESO SEXUAL:
Este es cuando uno de los dos penetra su lengua en la boca del otro y la mueve como si fuera coital. Su significado es directo.

10.-EL BESO ESQUIMAL:
Este es uno de los primeros besos que conocemos, pues se nos enseña de pequeños. Aquí no entran en juego las bocas, sino la punta de la nariz, que se roza tiernamente con la de tu pareja y que puede terminar recorriendo todo su rostro sí lo deseas.

Publicado en Especial | Deja un comentario

El pijama azul

Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice:

-Querida, el jefe me pide que lo acompañe a pescar a Canadá con algunos clientes muy importantes. Nos vamos una semana y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción. No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos, que cuando salga de la oficina lo paso a buscar.¡Ah… y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul!

La esposa piensa que esto suena un “poquito” extraño… y que era de lo  más llamativo que necesitara una pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió.

Una semana después regresa el marido… un poco cansado… pero contento. La esposa le da la bienvenida y le pregunta:

-¿Pescaste mucho??

– ¡Ufff… !- contesta él – No dejamos una trucha ni para muestra…

Pero… ¿por qué no metiste mi pijama azul como te pedí?

Y la mujer le responde:

– Sí, sí que lo hice…

– No,- responde él- miré bien y no estaba.

Ella le responde:

– Lo habrías visto si hubieras abierto la caja de  los artículos de pesca…

LA INTELIGENCIA ES ALGO QUE SE ADQUIERE POCO A POCO Y CON SACRIFICIO

MORALEJA: cuando un hombre va con la fruta, la mujer ya viene con la mermelada.

Publicado en Humor | Deja un comentario